¡Feliz Navidad 2016!


 
Justo reconocimiento a quienes por más de 25 años han dedicado su trabajo y esfuerzo al desarrollo de la educación y la cultura.

El Concejo Municipal de Chacao y Fundación Francisco Herrera Luque siente gran placer en presentar en Sesión Especial y con motivo del Día del Escritor, la Orden Francisco Herrera Luque que será entregada por primera vez a María Margarita Terán de Herrera y a Ramón J. Velásquez (post morten).

La oradora de orden es la Licenciada Ana Teresa Torres. El presentador es el Concejal Manuel Rojas Pérez.

Fecha: martes 29 de noviembre de 2016. Hora: 5:00 p.m. Lugar: 3ra. avenida entre 2da. y 3ra. transversal, Biblioteca Los Palos Grandes , Biblioteca Herrera Luque, nivel 2.

Cine Foro: "El renacer de un campeón" (11/11/16)




Teresa Piñero es graduada en Comunicación en Roma, con postgrado en Semiótica aplicada a las Artes de la Performance. Actriz y creadora de tres unipersonales de teatro, así como de talleres de poesía, teatro y creatividad. Facilitadora de talleres de Biodanza nacional e internacionalmente. Profesora del IESA en Coaching Organizacional y Directora de la Escuela de Biodanza de Santa Fe Mexico.

Reynaldo Anderson cursó estudios de guitarra clásica en la Escuela de Música José Reyna con el profesor César Rico y ha recibido clases magistrales y de interpretación con varios maestros nacionales e internacionales. A lo largo de su carrera se ha presentado en diversos festivales a nivel nacional, además es miembro fundador del Cuarteto de Guitarras de Caracas.

Juan Paolini cursó estudios en la Escuela de Artes Plásticas de Caracas, en la Academi La Grande Chaumiere y en la Ecole Superior D'art Decoratives en París. Ha realizado varias exposiciones individuales y participado en importantes colectivas y salones y Luis Alberto Sánchez estudió Escuela Cristóbal Rojas en Caracas y trabajó en la Academia Julian en París y en los talleres de reconocidos artistas europeos.

Luis Roberto Sánchez estudió Dibujo artístico en la Escuela Cristóbal Rojas. En París trabaja en la Academia Julián. Modelaje y escultura sobre piedra y mármol en el Taller de André Del Devio. Ha realizado piezas importantes para colecciones privadas a nivel nacional e internacional. Realizó una escultura monumental para el Proyecto ferroviario Charallave-Cúa con materiales de desecho ferroviario.

Nereida González Artista plástico, graduada en Diseño Gráfico en la Universidad José María Vargas.




12 de octubre: Día del idioma español

La humanidad entrará en el tercer milenio bajo el imperio de las palabras [...] La lengua española tiene que prepararse para un oficio grande en ese porvenir sin fronteras. Es un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de expansión...-Gabriel García Márquez
La celebración del idioma español tiene como objetivo promocionar y apoyar las iniciativas que promuevan el plurilingüismo y multiculturalismo así como crear conciencia entre los funcionarios, de la historia, la cultura, el desarrollo y el uso del español como idioma oficial. Así lo define la Organización de Naciones Unidas.

Esta celebración se convierte en una oportunidad para que todas las entidades que se encuentran asociadas a actividades culturales y educativas en español, puedan contribuir en la difusión de sus objetivos y en la promoción y divulgación del idioma, además de abarcar un público más amplio en aquellos lugares donde el español no es necesariamente la lengua oficial.

El respeto por un idioma es una demostración y ejemplo del respeto a la diversidad de culturas, el diálogo entre las personas, la educación, el desarrollo, el patrimonio y la integración social de individualidades y sociedad.

La ciencia, la tecnología, la medicina y un sin número más de actividades indispensables para la vida actual, están determinadas por el buen uso y respeto que se muestre por el uso y difusión de un idioma. Adoptar medidas que estimulen estas prácticas y la creación de una conciencia plurilinguística son algunas de las metas que se buscan al celebrar el día del idioma español.

Algunos datos curiosos sobre el idioma español:
  • Es la segundo idioma en comunicación internacional 
  • Más de 495 millones de personas hablan español 
  • En 2030, 7,5% de la población mundial será hispanoparlante 
  • Aproximadamente 18 millones de alumnos estudian actualmente español como lengua extranjera 
Algunos datos curiosos sobre el lenguaje español:
  • La palabra oía tiene tres sílabas en tres letras 
  • Mil es el único número que tiene las vocales o y e 
  • Reconocer es un palíndromo: se lee igual de izquierda a derecha y viceversa 
  • Las palabras ecuatorianos y aeronáuticos son un anagrama: contiene las mismas letras pero en diferente orden. 
Francisco Herrera Luque y el idioma español

Reconocido como médico psiquiatra y como escritor de 14 libros dedicados especialmente a la historia de Venezuela y a la especial forma de ser del venezolano, Francisco Herrera Luque es un ejemplo de la importancia que para un país tiene el idioma.

A lo largo de su obra se muestra no sólo en su forma de escribir, sino en cada una de las palabras usadas, lo que somos los venezolanos. El conocimiento que demuestra del idioma es capaz de llevarnos por descripciones detalladas y únicas. A través de la palabra desarrolla esa vitalidad y dinámica creativa de la que habla Gabriel García Márquez que se encuentra en el español como idioma que extiende cada vez más por diferentes lugares en el mundo.

Una muestra de lo capaz que era Francisco Herrera Luque de disfrutar escribiendo es su obra La historia fabulada, tres tomos que recopilan los micros para radio que luego se llevaron a texto, cada capítulo cuenta una historia diferente que refleja costumbres, mitos, bailes, vocabulario del venezolano y nos muestra lo que somos como un espejo en el que nos reflejamos a través de cada narración.

A continuación el primer capítulo de radio que se transmitió, lleva por título El descubrimiento y es la forma en que Herrera Luque le da un giro jocoso al descubrimiento, enfocándolo desde el punto de vista de los indígenas.

CAPÍTULO 1

El Descubrimiento

AUTOR: La tarde del 30 de Agosto de 1948 el sol cae inclemente sobre las playas de Paria. Los indios Mapire Tortuoso y Guacuco Sentado, balanceándose en sendos chinchorros de moriche, trasegan un zumo de frutas fermentadas que tiene borracha a la mitad de la tribu.

MAPIRE TORTUOSO: (Chasqueando la lengua) Aaach, sabroso y requetegüeno que está el tocoral. ¡Écheme otro poquito en la totuma, Compae!

(Líquido cayendo.)

GUACUCO SENTADO: (Con voz de ebrio) Sírvase usted mesmo, cuñao, que ya too me está dando vueltas.

MAPIRE TORTUOSO: Caraj con usted, cuñao, que no sabe ni bebé.

(Música indígena al fondo.)

MAPIRE TORTUOSO: Y en todavía bailan los muy condenaos... (Con voz plácida) Y bonita que está la tarde...

(Rumor de olas.)

MAPIRE TORTUOSO: Y la mar parece como si juera a alborotar-se... (Riéndose) Ya se cayeron dos más borrachos. (Admirativo) Mire que esta guarapita es juerte... (Jactancioso) Pero lo que es a mí no me entra ni coquito... Déjeme échame otro lepe...

(Líquido al caer.) (Oleaje.)

NARRADOR: Por el sur y sobre el mar avanzan tres carabelas.

Son las naves de Don Cristóbal Colón, Almirante del Mar Océano. Luego de trasponer la Boca de Dragos se mueven hacia Tierra Firme, prestas a toparse con la costa Nororiental de Venezuela. A don Cristóbal, según sospecha la marinería, le va patinando el coco. Padece de un delirio místico. Cree haber llegado al Paraíso Terrenal. A una isla de Tres Picos la bautiza Trinidad. Oteando hacia Venezuela exclama:

COLÓN: (Mesiánico) Esta es la Tierra de Gracia.

NARRADOR: Y refiriéndose a las dos corrientes impetuosas que hay entre Venezuela y Trinidad grita estentóreo:

COLÓN: (Místico) Y éste es El Éufrates y aquel El Tigris...

MARINERO: (Voz castiza) ¡Jolines con Don Cristóforo! ¡Que ya está para tomar eléboro!

COLÓN: (En éxtasis, dirigiéndose al timonel) Poned proa, buen hombre, hacia aquella ensenada poblada de bohíos.

NARRADOR: Las carabelas surcan las aguas en dirección al pueblo de Mapire Tortuoso, quien, con ojos ebrios, mira sin ver hacia el espumante mar por donde avanzan las naos de Colón. (Música indígena y fiesta en tercer plano.)

NARRADOR: Una expresión de asombro se planta en su rostro. Se incorpora de la hamaca y se frota los ojos, sorprendido por los barcos con sus velámenes blancos alrededor de los tres palos.

MAPIRE TORTUOSO: (Con asombro) ¡Válgame la cucaracha sagrada! ¿Qué guarandinga es aquélla? (Voz de alarma) Despiértese, cuñao. ¡Míreme aquello que viene por la mar!

GUACUCO SENTADO: (Entre ebrio y confuso) ¿Qué es lo que pasa?

MAPIRE TORTUOSO: (Aterrorizado) ¡Mire, cuñao, pa'allá! ¡Tres nubes llenas de palos!

GUACUCO SENTADO: (Igualmente alarmado) ¡Carrizo! ¿Qué es aquello? Demos la alarma.

INDIOS (A dúo): ¡Epa! Oigan ¡Miren pa'allá...! ¡Contra nosotros vienen tres nubes cargadas de palos!

(Algarabía, cesa la música, oleaje.)

NARRADOR: Los indios se tranquilizaron al percatarse de que no eran más que grandes canoas con velas. Desembarca-ron los españoles. Los indios obsequiosos les brindaron pescado y aguardiente. La codicia de los peninsulares, sin embargo, se despertó ante los collares y pulseras de oro. Un español le dice a Guacuco Sentado, ofreciéndole un espejito:

Voz CASTIZA: Oye, guapo, te cambio esto por aquello.

GUACUCO SENTADO: ¡Véngase pa'acá! Aquí tiene su coroto, deme el mío.

VOZ CASTIZA: (Jactancioso y burlón) Mira que son memos estos indios y que cambiar ese collar de mil ducados cuando menos por esa chuchería. (Risas españolas.)

GUACUCO SENTADO: (Dirigiéndose a Mapire Tortuoso con voz de júbilo) Mire, compae, lo que me dio el gafo ese por el collar de las piedras amarillas...

MAPIRE TORTUOSO: (Riéndose a carcajadas) Es que el camino del pistolo huele a melón... Déjame a mí también cogé mi parte... (Alzando la voz) ¡Ah, care chivo! te cambio estas piedritas por esa lancita dura...

VOZ CASTIZA: (Condescendiente) ¡Claro que sí, hijo! Aquí tienes. Y si tienes más te la cambio por esto que llaman cuchillo.

NARRADOR: La codicia ante' la posibilidad de engaño se desbocó no sólo por parte de los descubridores sino de los indios.

(Voces indígenas y españolas en pleno trueque.)

VOCES MÚLTIPLES: ¡A mí primero!... ¡Toma, indio, este abanico!... ¡Te doy lágrimas del mar!... ¡Qué tontos son!... ¡No abuse, cuñao; no ve que son gafos de nacimiento!

AUTOR: Hasta tarde departieron españoles e indígenas. Al anochecer, el piache de la tribu hizo tres nudos grandes y uno chico, que en su lenguaje de cronista quería decir: «Hoy llegaron al pueblo tres canoas grandes. Nada más de particular.» Y así, Venezuela descubrió a los europeos.

PRESO PERO LIBRE: Notas desde Ramo Verde (06/10/16)


PRESO PERO LIBRE

Notas desde Ramo Verde


Con la presencia de Diana López, se presentó en la Biblioteca Herrera Luque el libro Preso pero libre, escrito por Leopoldo López. Poder llegar al producto final y ver materializado el sueño de escribir un libro no fue fácil para ninguna de las personas involucradas en el proceso. Diana López afirma que para ella fue una forma de aprender a superar algunos miedos pero que el resultado la hace sentir satisfecha y que a veces, es bueno soñar, pero muy importante es trabajar por esos sueños.

Como siempre, la familia de Leopoldo López estuvo presente. El apoyo y respeto por la familia quedó demostrado a través de la presencia de la madre –Antonieta–­ y de la esposa –Lilian­–, también se encontraban presentes los concejales del Municipio Chacao Rafael del Rosario y Alfredo Jimeno, la señora Bony Simonovis, la Presidenta de Cultura Chacao Albe Pérez, la Gerente de la Biblioteca Los Palos Grandes Marianella Montenegro y por la Fundación Francisco Herrera Luque estaban la Presidenta: María Margarita Herrera; Cristina Guzmán y Bernardo Herrera en representación de la Directiva.

El público asistente tuvo el micrófono abierto para realizar sus preguntas y además disfrutar de los dibujos que desde su calabozo hace Leopoldo López como una manera de manifestar la esperanza a pesar de la oscuridad.






Nota para
SEMINARIO EL IMAGINARIO SOCIAL VENEZOLANO Y LA OBRA DE FRANCISCO HERRERA LUQUE

Continuando con los actos dedicados a Francisco Herrera Luque por conmemorarse el 25 año de su fallecimiento, los jueves 15, 22 y 29 de septiembre, la Licenciada Ivonne Rivas dictó un seminario dedicado al estudio de la obra del escritor y la forma en que entrelaza y describe el imaginario social del venezolano, demostrando una vez más su preocupación por cómo somos y hacia dónde vamos.

En un lenguaje sencillo pero muy bien fundamentado, Ivonne Rivas nos demostró la vigencia que mantiene Herrera Luque como médico psiquiatra y como escritor.
 




En su visita a Venezuela, Tomás Páez, autor del libro La voz de la diáspora venezolana afirma: “No todo es cantar y coser en la aventura migratoria. Lo que más impacta en el extranjero es el sabor amargo de la soledad y la añoranza, que se profundiza cuando no hay perspectiva de regreso porque se aleja la esperanza de un cambio de gobierno”.

Las emigraciones, que finalmente se convierten en un destierro ‑voluntario o forzoso‑, son causa de la crisis política, económica y social, la inseguridad y la violencia que desde hace 16 años vive Venezuela. Finalmente, la diáspora venezolana no se ha limitado a países fronterizos ni cercanos y se puede encontrar diseminada por todo el mundo.

El resultado de la expatriación es grave para el país que se va quedando sin muchos de sus talentos empobreciéndose en el capital humano. Tomás Páez y el equipo que lo acompañó desde el exterior son una muestra más de los problemas que enfrenta Venezuela.







"Preso pero libre" de Leopoldo López (jueves 06/10/2016)

Café de los sábados: La diáspora venezolana (01/10/2016)



Cine Foro: "Taita Boves" (17/09/2016)



Puede realizar su inscripción en el seminario por aquí.

Nota de duelo: Carlos Rafael Silva, servidor público




La Fundación Francisco Herrera Luque se une a las merecidas manifestaciones públicas de pesar por la pérdida de este venezolano íntegro, extraordinario funcionario, amigo, asesor, colaborador, siempre compañero en todas nuestras actividades, que fue

CARLOS RAFAEL SILVA

quien en vida desarrolló una intensa carrera profesional, fue director de la Fundación Francisco Herrera Luque y sus aportes y recomendaciones marcaron significativamente los programas desarrollados y los logros alcanzados.

PAZ A SU ALMA


Publicado en el diario El Nacional
25 de agosto 2016
Pedro Palma

Carlos Rafael Silva, servidor público

En días pasados falleció Carlos Rafael Silva, apreciado colega, amigo y maestro, quien le dedicó su vida profesional al servicio de su país y a la docencia, ocupando importantes cargos que desempeño con probidad, eficiencia y dedicación plena. Comenzó su actividad laboral a fines de la década de los años cuarenta del siglo pasado cuando, aún como estudiante de economía en la UCV, entró a trabajar como pasante en el BCV, organización a la que le dedicó la mayor parte de su vida y en la que llegó a ocupar las más altas posiciones, siendo su presidente a fines de los años 70 y comienzos de los 80. A la caída de la dictadura de Pérez Jiménez fue designado Superintendente de Bancos, delicada posición en esos turbulentos tiempos de crisis económica y política, para luego ser nombrado en 1961 Primer Vicepresidente y Gerente General del instituto emisor, cargo que desempeñó durante más de tres lustros, siendo responsable del manejo administrativo y operativo de esa importante organización. Durante ese largo período veló por el mantenimiento y consolidación del alto estándar técnico que caracterizó al BCV, contando con la colaboración de destacados economistas, tales como Ernesto Peltzer, Bernardo Ferrán, Felipe Pazos, Ruth de Krivoy y otros.

También le dedicó buena parte de su tiempo a la actividad docente, siendo profesor titular de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello, institución esta última en la que fue Decano de la Facultad de Economía durante cinco años, teniendo yo la suerte de haber sido su alumno a mediados de la década de los sesenta, cuando regentaba la cátedra de finanzas públicas en esa universidad. Fue ministro durante las administraciones de tres presidentes, ocupando las carteras de Educación, Hacienda y Fondo de Inversiones de Venezuela. Paralelamente, se desempeñó como Gobernador del Fondo Monetario Internacional, como presidente del Consejo Ministerial del Fondo de la OPEP, y como presidente durante dos años del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo, o Grupo de los 24 (G-24), el cual fue creado en 1971 con la finalidad de participar en las negociaciones para la reforma del sistema monetario internacional, buscando así proteger los intereses de los países de menores ingresos.

Silva fue Individuo de Número Fundador de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela, organización de la que fue presidente, siendo un activo partícipe en todas las actividades de esa institución, hasta que por razones de salud se vio forzado a distanciarse de la misma. De hecho, fue un activo promotor de los múltiples documentos que ha elaborado esta Academia, en los que se han hecho análisis críticos sobre problemas económicos, políticas públicas implementadas o acciones de gobierno, y planteado soluciones para afrontar o corregir los problemas o consecuencias que aquellas acciones hayan podido generar. En este sentido cabe mencionar la posición crítica que siempre tuvo a las pesadas cargas que inconstitucionalmente se le impusieron al BCV durante los años de la administración de Chávez, obligándosele a financiar gasto público deficitario a través de la transferencia al Poder Ejecutivo de unas utilidades cambiarias ficticias o de masivas cantidades de reservas internacionales, acción esta última que ha incrementado la vulnerabilidad de la economía a reducciones abruptas de los precios petroleros, como la que hemos estado padeciendo desde mediados de 2014 a esta parte.

Mucha falta harán personas con la experiencia y la sabiduría de Carlos Rafael Silva en las etapas de corrección de los profundos desequilibrios que hoy padece la economía, y en la implementación de una estrategia de desarrollo sustentable de largo plazo que se deberá aplicar en los años por venir, para así enrumbar al país por una senda de progreso y mejor calidad de vida.

Así fue "Semblanza de Aimé Bonpland" (20/08/16)

María Margarita Herrera y Carmen Elena Stein 

Rescatar la memoria de Bonpland para revivir su obra y su ejemplo en el pensamiento de las presentes generaciones es el propósito de esta investigación. No se trata solo de desglosar un curriculum cronológico, sino de llegar al espíritu indomable en el trasfondo de ese ser. El ser no está escindido. Es necesario que la emoria histórioca de aquellos que por su trayectoria han contribuido al beneficio de la humanidad perdure.

Alejandro de Humboldt

Carmen Elena Núñez de Stein autografiando el libro Semblnza de Aimé Bonpland rodeada de amigas

María Teresa Novoa de Padrón y Carmen Elena Núñez de Stein durante el conversatorio Semblanza de Aimé Bonpland


El mago de la cara de vidrio es una hábil denuncia, pero también es un acierto en donde el humor y la sátira garantizan una obra de calidad y permanencia dentro de la novelística venezolana.

Eduardo Liendo es una de las voces más sólidas y destacadas de nuestra literatura.






RECUERDO A ANTONIO ESTÉVEZ EN LA BIBLIOTECA HERRERA LUQUE

El panel de invitados

El panel de invitados

Rodolfo Izaguirre y María Margarita Herrera junto al público asistente

La Nena Urdaneta (hermana de Antonio Estévez) y Miguel y Raúl Delgado Estévez

RECUERDO A ANTONIO ESTÉVEZ EN LA BIBLIOTECA HERRERA LUQUE

(Subtítulo): En el centenario del natalicio (1926/1988) del gran músico, director, fundador del Orfeón Universitario de la UCV, la figura y obra de Estévez fue tomada por la Fundación Francisco Herrera Luque para dar inicio al ciclo de encuentros propuestos por Rodolfo Izaguirre, dedicados a la exaltación de los valores de la civilidad en Venezuela.

Como el punto de partida de la serie de conversatorios dedicados a figuras estelares de la civilidad en la Venezuela del siglo XX, el sábado 16/7, coordinado por Rodolfo Izaguirre, se celebró en la Biblioteca Francisco Herrera Luque (plaza Los Palos Grandes) el dedicado al músico Antonio Estévez, autor de la Cantata Criolla, director fundador en 1944 del Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela, director de la Orquesta Sinfónica de Venezuela además de creador del instituto de fonología establecido en Caracas en 1972.

Nuestro país cuenta entre sus necesidad no sólo honrar sino además difundir por todos los medios posibles la obra de quienes en la esfera civil sobresalieron gracias a sus contribuciones al enriquecimiento cultural, científico, político, económico, productivo, humanístico y en general de la venezolanidad. Los padres de nuestros grandes y más auténticos valores nacionales, ha planteado a la Fundación Herrera Luque el intelectual Rodolfo Izaguirre, comprometido a coordinar el ciclo iniciado evocando a Estévez.

Para conversar sobre el personaje cuyo año centenario se celebra este 2016, accedieron a participar la hermana de Antonio, profesora de música durante 32 años, María Estévez (La Nena), Raúl y Manuel Delgado Estévez, sobrinos seguidores de Antonio, portadores en los genes que marcan la notable herencia musical que viene de muy atrás pues incluye a no pocos antepasados de las familias Estévez y Aponte, de procedencia llanera.

Nativo de Calabozo, hijo de un hogar humilde, en Antonio (3/1/1926/Caracas 26/11/1988) el interés por la música afloró a corta edad. En cierto modo siguió los pasos de su padre, don Mariano, honrado y modesto músico calaboceño que hacía lo posible por sobrellevar con las limitaciones del medio, el sostenimiento de una familia numerosa hasta cuando, como lo narra José Balza en el hermoso texto de presentación de la iconografía de Antonio, publicada por la Biblioteca Ayacucho (Caracas, 1982): “En 1923 Mariano Estévez decide viajar a Caracas con la familia. Se le hace obligatorio buscar nuevas posibilidades de trabajo. A Antonio le entusiasma el sólido Ford en que viajan; pero su atención se concentra en la lenta proximidad de nuevas formas, que surgen a los lados de la carretera: cerros, montañas, caprichosas elevaciones de la tierra, que él nunca había imaginado. Y esa misma ondulación verde va a rodear el automóvil hasta la ciudad, donde un monte inconfundible, de viviente cromatismo y serena seducción, el Avila, disuelve atmósferas frías y transparentes. La familia vivirá en una cuadra bastante céntrica: el número 4,1 de Abanico a Socorro. Muy cerca, el puente Ochoa. El padre no tardará en trabajar como mesonero del restaurant (o "Salón de familia") "La India", ubicado entre Gradillas y Sociedad. Durante estos días, el niño establece no sólo su primer contacto con el suelo variable de la ciudad (bajadas y subidas, calles y escalinatas) sino también con el hielo, los helados y los billetes de lotería. Asimismo conoce los dulces y las pastas que su padre trae cada noche a casa desde "La India". Imborrable le resultará la impresión del carnaval en la Plaza López. Para el niño, que creció sin juguetes, el papelillo, las serpentinas, las cuentas de vidrio, son un tesoro. Recoge, guarda, utiliza estos milagros del color.” En Caracas todos teníamos que trabajar, dijo Doña María (o la Nena Estévez) quien a sus 93 años de edad, toda lúcida, recuerda que conservaban costumbres llaneras como no almorzar. Desayunaban muy bien, a mediodía servían una merienda y al anochecer, doña Carmen Aponte de Estévez, “quien siempre quiso que Antonio fuese músico”, preparaba otra comida fuerte en la que solía haber granos. Residían de Mamey a Dolores casa No. 103-3.

Antonio ayudaba con música en las iglesias después de haberse revelado contra el carácter militar de la Banda Marcial dirigida por el maestro Pedro Elías Gutiérrez quien llegó a decirle que por estudiar se estropeaba el pupilo aunque lo tenía candidateado para integrarse a la banca de la Marina de Guerra. Antonio defendió su condición de músico antes que militar en plena época gomecista ante lo cual opta por ceñirse a la escuela musical del maestro Pedro Emilio Sojo quien apreció las condiciones que podía desarrollar el muchacho cuyas virtudes musicales cataloga al punto que Miguel Delgado Estévez afirma que su tío se formó bajo la hegemonía musical del maestro Sojo para con los años representar dos momentos, un antes y el después, ambos muy respetables tiempos y figuras en los anales de nuestra música.

La de Antonio –dijeron sus sobrinos Manuel y Raúl -quien asume la reconstrucción del orfeón de la UCV a raíz del trágico accidente aéreo de Las Azores (1976)- era de personalidad impulsiva aunque se volvía irreflexiva sólo cuando irrespetaban la música.

José Balza refiere en poética nota biográfica que hasta 1942 “el músico se sostiene con su escaso sueldo de doscientos bolívares mensuales, en la Escuela de Música, y con las clases de canto que realiza en diversas escuelas y zonas de Caracas. Atiende niños de primaria. En la "Nueva Caracas", de Catia, se vio obligado a retirar del curso a un chiquillo moreno y activo pero inapto para cantar. "No creo que logres cantar nunca, muchacho", le dijo Estévez. Era el futuro pintor Jacobo Borges. En otro instituto, la Escuela "Rivas Baldwin", otro niño se especializa en arrojarle un certero grano de frijol cuando se descuida. Años más tarde, en la Cárcel Modelo, el músico escucharía al propio Aníbal Nazoa confesarle que él había sido aquel niño del fastidiosísimo frijol. El complemento del sueldo lo cubre con el trabajo del pequeño coro formado por él en el colegio Católico-Alemán.

“En 1942 es llamado por Dionisio López Orihuela, Director del Liceo "Andrés Bello", cuya sede funcionaba en la esquina de San Lázaro –prosigue el biógrafo y estupendo escritor Balza-. Por primera vez, Estévez tiene contacto musical con jóvenes bachilleres. Funda un coro grande, de voces mixtas. Cuando algunos de los estudiantes se gradúan y pasan a la universidad, piden desde ésta a Estévez la creación de un orfeón universitario. Los más entusiastas con el proyecto fueron los hermanos Otamendi, Aníbal Martínez, Lorenzo Figallo, Morella Muñoz y Jesús Sevillano. Rafael Pizani, Rector de la Universidad Central de Venezuela en ese momento, se entusiasma también con la idea, pero les participa su deber de pulsar opiniones antes, de consultar a las autoridades respectivas del Ministerio de Educación y de la Universidad misma. Rafael Vegas indica a Pizani y a Estévez la dificultad de crear el nuevo cuerpo, por motivos presupuestarios. Estévez aclara que no exige nada, excepto el permiso para crear el orfeón. Y le fue concedido hacerlo. A la solicitud de voces responden trescientos aspirantes. Estévez —con la cooperación de Inocente Carreño y de Antonio Lauro— selecciona cien voces. Los ensayos guardan gran entusiasmo, pero el estudiantado en general se burla de aquello, que les parece una locura. Algunos profesores se sentían molestados por el sonido, a ciertas horas. La preparación del concierto se cumple en la antigua sede de la Universidad, hoy Palacio de las Academias. Ha habido dos meses de ensayos. La fecha del debut coincide con la coronación de la reina universitaria, en 1943. El acto, por lo tanto, será trasladado al Nuevo Circo, donde la calidad y la espectacular aparición del grupo llenan una noche de triunfo.”

En 1941 el Ministro de Educación, Arturo Uslar Pietri, convoca a concurso para la creación de una Canción de la Juventud. Estévez resulta el premiado. Dos años más tarde, al impulso que cobra el orfeón corresponde Estévez con mayor dedicación a la música coral. En 1944 forma parte del primer grupo de compositores que se gradúa en Venezuela. Junto a él estaban Ángel Sauce y Evencio Castellanos. A partir de 1945 lo encontraremos en Estados Unidos. Como becario se afana en estudiar y surgen los primeros apuntes para la Cantata Criolla cuyo estreno tendrá lugar en Caracas en 1954.

Con el tiempo, luego de una pasantía (1963/1971) por Londres y París, las vivencias compartidas en prestigiosos conservatorios donde aprecian su obra y para él son oportunidades para enriquecer la obra del compositor muy activo en que se transforma entre 1955 y 1967 cuando le toma interés a la música electrónica y surge la oportunidad para componer la primera cromovibrafonía, encargo que concreta en 1967 con motivo de la apertura del pabellón de Venezuela en la feria mundial de Montreal, diseñado por Carlos Raúl Villanueva y ambientado con obras de Jesús Soto. A comienzos de la década de 1970 está de regreso en su Venezuela con la idea de montar el laboratorio de música electrónica. Gustavo Rodríguez Amengual, presidente del Centro Simón Bolívar, mecenas musical, comparte las razones de Estévez gracias a lo cual se crea y dota en El Conde el Instituto de Fonología.

Entre muchas otras historias figura la relacionada con la intervención de Antonio Estévez en la musicalización de cada sala del Museo Soto, concebido, construido e instalado en Ciudad Bolívar bajo la dirección del artista cinético guayanés de fama mundial que tuvo la suerte de ver instalada lo mejor de su propia colección en un espacio único en el mundo debido a la conjugación perfecta de las creaciones cinéticas de Soto y la ambientación particularmente realizada por Estévez a razón de cada una de las obra alojadas en el Museo.

Miguel recordó que del ofrecimiento a la crema y nata de la intelectualidad invitada a la inauguración del Museo Soto de ser trasladados a Ciudad Bolívar en el avión presidencial, lo que quedó fue la habilitación de un transporte militar Hércules que le provocó a todos la llegada aturdidos incluida la ausencia del comité de recepción como del propio Soto, ante lo cual Antonio asume la guiatura inaugural. En uno de los penetrables sonoros, Estévez exclamó: él como que cree que esta es una catedral sólo suya… Obvio que Soto quería lo suyo pues él fue todo un genio y a los genios no se les explica para que entiendan… Lo que hay que hacer es no decirles nada altisonante…

Raúl Delgado Estévez trajo a colación la vez que juntos trabajaban unos madrigales venezolanos del maestro Sojo cuyo arreglo técnico se les complicó al punto casi de exasperar a Antonio. Su sobrino le solicita cinco minutos para ver si él solo lograba lo que parecía imposible montar combinados con tan buena suerte que el sobrino concreta el arreglo. Gracias a ello tuvo la oportunidad de confirmar que entre las cualidades del tío Antonio figuraba saber respetar. Él nos enseñó a respetar al otro –comentó Raúl pues él mismo advirtió sus limitaciones, prueba de lo cual fue que quien había apenas cursado el sexto grado de escolaridad formal, por respeto a la poesía y sus cultores, además del gusto por la músico lo tenía por la palabra, por el verso, razón para convertirse en oyente de las clases en el liceo Fermín Toro dictadas por el profesor Héctor Guillermo Villalobos, persona por quien Antonio tuvo el mayor respeto intelectual y afecto personal.

Otro de los aspectos relevantes de la interesante conversación ante la audiencia entre los hermanos Delgado Estévez, doña María y Rodolfo Izaguirre, fue cómo el militante pecevista que era Antonio Estévez, en el debut de la Cantata Criolla, en las dos primeras audiciones públicas masivas ofrecidas en Caracas, imperaba la dictadura perezjimenista hecho que no impide que bajo su dirección, estuviesen también dos de sus amigos y grandes músicos venezolanos: Antonio Lauro e Inocente Carreño, ambos acciondemocratistas, del mismo modo que un hombre de centro izquierda como Teo Capriles fuera la voz de Florentino y Antonio Lauro la del Diablo.

Para él -y sus sobrinos- fueron muestras o testigos de algún grado de civilidad y tolerancia en medio de las abismales e irreconciliables diferencias ideológicas así como de la feroz dictadura de Pérez Jiménez que en 1952 confinó a Antonio a vivir en San Carlos de Cojedes por decisión de Pedro Estrada, quien lo interroga en la sede de la Seguridad Nacional y le plantea tal opción como castigo al comunista.

En San Carlos, Antonio se redondeaba como maestro de música y toca la organeta en la iglesia a donde cada domingo llevaban al cura verduras frescas, carnes y huevos. Para honrar al Santísimo, alguien ofrecía como ofrenda una totuma llena de huevos frescos entregados al sacerdote para que desayunara al concluir el oficio. Cierta vez Antonio comentó: ¡…yo también me desayunaba con las ñemas del Santísimo!

Rememorando tiempos duros para los intelectuales y entre estos los músicos, se mencionaron que en cierta ocasión, el maestro Antonio Lauro comentó a su amigo Antonio, que la necesidad le hizo aceptar dar clases de guitarra a las hijas de un acaudalado personaje de la sociedad caraqueña. A veces la música hay que hacerla con sangre –le habría manifestado Lauro a Antonio- ante lo cual le espetó: no me vengas con esa porque las morcillas es lo único que se hace con sangre.


Casi niño, viste el uniforme de la Banda Marcial de Caracas dirigida por el maestro Pedro Elías Gutiérrez

A partir de 1942 se desempeña como director fundador del Orfeón Universitario de la UCV cuyos primeros integrantes aparecen en la fotografía tomada en el Paraninfo del Palacio de las Academias, antigua sede de la UCV

Antonio Estévez tal cual podía ser. 


Delante de equipos para música electrónica


Temas Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libro "Una Conversación Final"

 

Según Herrera Luque

Libros de Herrera Luque

Entendiendo la Historia

 

Página web realizada por Blogarizate
. Con la tecnología de Blogger.

Galería de imagenes

 

Blog Archive