Círculo de lectura sobre el clásico venezolano: Cubagua


Fundación Francisco Herrera Luque invita al Círculo de lectura sobre el clásico venezolano: Cubagua* de Enrique Bernardo Núñez, (1931). En el encuentro participarán el profesor Alexis Márquez Rodríguez y el musicólogo y crítico Alejandro Bruzual, quien preparó la nueva edición tomando en cuenta todas las anteriores, y, todos los manuscritos que quedaron archivados. Lugar: Biblioteca Herrera Luque, 3ra. avenida entre 2da. y 3ra. transversal, Biblioteca Los Palos Grandes, sótano 2. Información: fundacionherreraluque@gmail.com - www.fundacionherreraluque.org - 0212 2147966. Aporte: 100,00. Coordinador: Roberto Lovera De Sola.

Exposición sobre la obra de Francisco Herrera Luque: Los avatares de un país
Abierta hasta el 31 de enero 2015

Palabras de bienvenida de María Margarita Herrera:


La Luna de Fausto traducción al alemán
En la casa del pez que escupe el agua
Viajeros de Indias
Los amos del valle
Bolívar de carne y hueso
1998
El vuelo del alcatraz

Cuadernos de trabajo con la secuencia de personajes de sus obras


Cuadernos de trabajo con la secuencia de personajes de sus obras

Su escritorio de trabajo lo recuerda en la Biblioteca Herrera Luque


Máquina de escribir eléctrica de Francisco Herrera Luque


Marianella Montenegro (Gerente Biblioteca Los Palos Grandes), María Margarita Herrera (Gerente Biblioteca Herrera Luque) y Albe Pérez (Presidenta Fundación para la cultura y el turismo Chacao)

Albe Pérez, María Margarita Herrera, Marianella Montenegro y Manela Lizarzabal (Diseñadora gráfica)

Roberto Lovera De Sola (Crítico literario y amigo personal de Herrera Luque), María Margarita Herrera, Bernardo Herrera (hijo de Herrera Luque) y Manela Lizarzabal

Manuel Rojas Pérez (Concejal Municipal de Chacao)

Blocks de trabajo
Detalle de block de trabajo de Herrera Luque


Los personajes de Herrera Luque acuden a su encuentro
Personalidades psicopáticas

En la casa del pez que escupe el agua de Francisco Herrera Luque
con los invitados especiales Ivonne Rivas y Carlos Sandoval
quienes sostendrán una interesante conversación en el marco de la exposición
Los avatares de un país*.

Fecha: miércoles 26 de noviembre de 2014
Hora: 05:00 p.m.
Lugar: Biblioteca Herrera Luque
Dirección: 3ra. avenida entre 2da. y 3ra. transversal,
Biblioteca Los Palos Grandes, sótano 2.
0212 2147966
Entrada libre





Pudiéramos decir que esa sociedad que pinta y analiza Herrera Luque tiene normas permanentes.
Cambian algunos apellidos, cambia el estilo de los trajes, el tamaño de las corbatas, los medios de transporte
pero el comportamiento de la gente de
En la casa del pez que escupe el agua
no varía, es la misma de los tiempos de Páez en La Viñeta.
Ese fue Herrera Luque en su afán de querer entender a Venezuela,
en su amor a Venezuela.

Ramón J. Velásquez

*Abierta hasta el 31 de enero 2015

Actividades Sábado 22 de Noviembre de 2014




Fundación Francisco Herrera Luque invita al HOMENAJE A ELIO GÓMEZ GRILLO. Con los invitados especiales: Dilia Parra Guillén: Profesora de la Universidad Central de Venezuela, Sonia Sgambatti: Presidenta de la Federación Venezolana de Abogadas, Emilio Arévalo: Discípulo del Dr. Elio Gómez Grillo y Profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Pablo Ojeda: Ex Director Decano del Instituto Pedagógico de Caracas UPEL y Jaqueline Suárez Vegas: Jefa del Departamento de Pedagogía de UPEL-IPC quien presentará “Testimonio de una época… Elio Gómez Grillo”. Sábado 22 de noviembre a las 11:00 am. Coordinación: Carlos Nieto Palma.










Fundación Francisco Herrera Luque se une a la celebración del 6to. Festival de la lectura Chacao 2014 e invita a la Conferencia: EN TORNO A LA ACUARELA, ALREDEDOR DE LA LECTURA, con la artista plástica Eglée Manzo Travieso quien realizará un recorrido en imágenes por la historia del arte para comprender cómo se ha desarrollado la acuarela a través del tiempo y cómo se inserta en sus distintos períodos. El sábado 22 de noviembre 2014 a las 05:00 pm.

Dirección: Biblioteca Herrera Luque, ubicada en la 3ra. avenida, entre 2da. y 3ra. transversal, Biblioteca Los Palos Grandes, sótano 2, Los Palos Grandes.Información: fundacionherreraluque@gmail.com - www.fundacionherreraluque.org - 0212 2147966. Entrada libre.

Según Herrera Luque: "Una historia vergonzosa"

AUTOR: Debemos cuidar nuestros héroes, no sólo por justificado reconocimiento a sus desvelos, sino por su acción ejemplarizante. En todos nuestros actos hay un trasfondo egoísta. El héroe no escapa a esta casualidad. Sólo que en medio de la ruindad general es poco, muy poco lo que pide: vivir en el recuerdo de las generaciones venideras. En Venezuela, país regido por la fuerza, los bizarros sacrificios de innumerables héroes han sido olvidados, tergiversados o reducidos a su más mínima expresión por los triunfadores contra los cuales insurgieron, y que al fin y al cabo escribieron la historia. ¿Cuántos venezolanos que sufrieron cárceles y persecuciones durante las diversas dictaduras, y en especial en la de Juan Vicente Gómez, yacen olvidados, aun por sus propios nietos? Si en otras latitudes se afirma, “El crimen no paga” entre nosotros lo que dice esta abuela, esposa y madre de olvidados perseguidos, se ha convertido en lema de la sabiduría popular:
VOZ DE VIEJA: ¿Adónde vas, José Manuel, con esa pistola?
VOZ JUVENIL: A derrocar al tirano, abuela. Voy a cumplir con mi deber.
VOZ DE VIEJA: (Muy alterada y gimiendo) ¡Ay, mijito! ¿Tú también vas a seguir los pasos de tu padre y de tu abuelo, que además de podrirse en la cárcel nos dejaron en la miseria, para que nadie, ni sus propios hijos les dediquen un recuerdo? Déjate de zoquetadas que si está de Dios que tumben al tirano, serán otros y no tú los que se beneficien.
VOZ JUVENIL: ¿Pero abuela.... y la patria?
VOZ DE VIEJA: ¿Qué patria ni qué ocho cuartos? A este país no lo compone nadie y menos los muchachitos como tú. Váyase inmediatamente a estudiar para que se gradúe y gane bastante plata para que nos saque de abajo. Piensa mijito con la cabeza y déjate de locuras que no conducen a nada. En Venezuela lo único que vale es la plata que tengas...
NARRADOR I: Entre nosotros, los quijotes están expuestos al escarnio. Es la forma como el hombre mayoritario se resguarda contra la culpabilidad de no seguir su ejemplo. A finales del siglo pasado, uno de nuestros más ilustres intelectuales que luego de largas luchas por la justicia terminó capitulando y arrastrándose ante el déspota de turno, así le respondió a uno de sus discípulos cuando éste le increpó airado en medio de una selecta concurrencia:
VOZ JUVENIL: Dígame una cosa, doctor: ¿por qué se prostituye?
VOZ MADURA: Para que no se prostituyan mis hijas... (Risa general de los presentes)
VOZ I: ¡Qué chispa la de mi doctor!
VOZ 2: Le dio por la misma oreja al zoquete ése...
NARRADOR 2: En este mismo tono de cómplice regocijo lo decían o todavía lo dicen los libros de historia de Venezuela a la hora de comentar el heroico reclamo que Fermín Toro le hizo a sus colegas del Congreso aquel trágico 24 de enero de 1848, en que las tropas del presidente José Tadeo Monagas entraron a saco en el sagrado recinto y comenzaron a disparar contra los diputados y senadores. (Ruido de gente en armas, disparos de fusil, gente que huye, gritos de muerte, vivas a Monagas, mueras a los rebeldes.)
NARRADOR I: Los congresantes, aterrorizados por aquella horda de asesinos, trataban de escapar, saltando por las ventanas, trepando por las escaleras. Dentro de la confusión general se impuso la voz de Fermín Toro:
FERMÍN TORO: ¡Deténganse, diputados y senadores de Venezuela! No huyamos como cobardes. Si hemos de morir ante los desmanes del déspota, que sea como romanos. Que cada quien se quede en su sitio.
NATTADOR I: Ya las palabras de Fermín Toro lograban su efecto paralizante sobre congresantes y asesinos cuando la voz criolla y burlona, que correspondían al diputado Palacio Fajardo, se hizo sentir:
PALACIO FAJARDO: ¡Barajo, tercio y parada! ¡Yo soy del Mijagual y llanero no muere enchiquerado! ¡A correr se ha dicho y sálvese quien pueda!
NARADOR 2: A las palabras de Palacio Fajardo se reinició la estampida con el diputado del Mijagual a la cabeza. Los textos de historia o los encargados de enseñarla, al llegar a este vergonzoso capítulo, celebran sin reserva su aguda sinvergüenzura, dando a entender que era la justa respuesta ante la ingenuidad romántica de uno de los venezolanos más sabios, rectos y ejemplares nacidos en este suelo.
NARRADOR: Los que ocupan cargos públicos de tal representatividad olvidan que la muerte y el peligro son sus eternos compañeros.
NARADOR 2: Alguien dijo en cierta ocasión que la mejor tumba de un rey es su trono. Hay ciertos momentos en que los dignatarios están obligados a sacrificar todo, incluso sus vidas, como intentara hacerlo Fermín Toro.
NARRADOR I: Los que son capaces de tamaños sacrificios son los que merecen el nombre de héroes, y es a ellos hacia quienes se vuelven las generaciones en busca de inspiración cuando llegan las horas cruciales.
AUTOR: A partir de aquel fatídico día, el respeto por las instituciones que se había tenido en la naciente República por dieciocho años, comenzó a agrietarse. Monagas fue el primer dictador frontal que tuvo Venezuela. ¿No hubiese sido preferible para la salud del país que los congresantes de 1848 hubiesen muerto como romanos? Yo estoy seguro de que sí.
La mejor educación es el ejemplo. ¿Cuántas veces los representantes de la autoridad legítimamente constituida se han visto atropellados en este siglo y medio que data desde aquel día? La respuesta que siempre he oído a los culpables cuando se les echa en cara su ausencia de coraje y dignidad es respondernos sanchopancinamente: ¿Y qué querían ustedes que yo hiciera? ¿Dejarme matar como un pistolo? Y como para darle más fuerza a su argumentación nos repiten lo que tantas veces hemos oído sobre la vez aquella en que Monagas hizo esto y aquello... y lo que sabiamente le respondió Palacio Fajardo al iluso Fermín Toro. ¿No creen ustedes que ha llegado la hora de ponerle a esta triste historia el trasfondo adecuado o por lo menos dejar de contarla? Puede que sí, pero lo veo difícil: en los cenáculos políticos los llaneros de Mijagual son mayoría abrumadora.

LOS AVATARES DE UN PAÍS (15/11/2014)

Fundación Francisco Herrera Luque tiene el placer de invitarle a la exposición

LOS AVATARES DE UN PAÍS
La obra de Francisco Herrera Luque donde sus protagonistas vienen al encuentro del autor y de la historia, tras 500 años de vicisitudes.



AUTOR: Durante la Colonia y primera mitad del siglo XIX, Barinas fue una de las ciudades más prósperas de Venezuela, llegando a tener una población de quince mil habitantes, que si hoy la cifra nos parece exigua, en aquellos tiempos era más que representativa. Bogotá tenía veinte mil habitantes, Caracas cuarenta mil y México y Nueva York no excedían el centenar de mil. Era rica en cueros, cacao y en especial tabaco, una de sus exquisiteces más codiciadas.
NARRADOR I: Dice la leyenda que el famoso tabaco de Virginia procede de las cepas barinesas, que por desgracia fueron arrasadas durante la Guerra Federal, sin que nunca más se volviese a dar en nuestra tierra aquel maravilloso tabaco, delicia de príncipes y magnates del mundo entero.
NARRADOR 2: Todavía se encuentran verdaderas piezas de museo, recipientes de porcelana con el nombre de Barinas, destinados a guardar aquel tabaco milagroso que para siempre desapareció de Venezuela, por obra de nuestra tremenda contienda de la Guerra Federal.
NARRADOR I: A comienzos del siglo XIX vivía en aquella populosa ciudad colonial uno de los más poderosos magnates nacido jamás en Venezuela. Se le conoce con el nombre de marqués de Pumar, contándose de él las más diversas e inverosímiles anécdotas: como fue su escandalosa petición al rey de embaldosar su casa con monedas. Es de advertir que la residencia del marqués es la actual Casa de Gobierno del estado, recientemente refaccionada y verdadera joya del arte colonial.
NARRADOR 2: Los pujos de este creso criollo quedaron sin efecto: el monarca español denegó su petición al argüir de que si las ponía de cara la gente pisarla su efigie, y si las colocaba de cruz pisaba las armas de España. Que si el señor marqués quería darse su gusto, que pusiera las monedas de canto. El marqués, como es de suponerse, renunció por onerosa a la real sugerencia. El señor de Pumar, símbolo de la nobleza criolla, murió nonagenario. No sabemos si alcanzó a oír la maldición que le lanzara a su casa un pordiosero venido de la paupérrima villa de Pedraza meses antes de que estallase la Guerra Federal, y su palacio fuese destruido e incendiado.
VOZ DE PORDIOSERO: Pedraza será Barinas, Barinas será Pedraza; y la casa del marqués, cagadero del que pasa.
AUTOR: Esta anécdota, que habla de la soberbia de un viejo o nuevo rico, aunque parezca mentira, ha sido ampliamente superada en nuestros días, como fácilmente puede demostrarse. Si un peso fuerte era del mismo tamaño de los antiguos fuertes que todos conocimos, y éstos tenían un diámetro de cuatro centímetros, quiere decir que veinticinco fuertes, uno tras otro, miden un metro; lo que a su vez quiere decir que cada metro cuadrado, de los que pensaba el marqués, valía seiscientos veinticinco pesos o fuertes, o lo que es lo mismo, tres mil ciento veinticinco bolívares. Si el marqués de Pumar regresara a nuestros tiempos se caería para atrás de la sorpresa y hasta le parecería irrisoria la cifra que hace más de un siglo parecía una locura, ya que el metro cuadrado de un mal apartamento, en el peor sitio de Caracas, excede esa cifra. Alcanzando un valor de ocho mil bolívares en algunos casos. Hoy en día si el marqués de Pumar extendiese sobre el suelo los pesos necesarios para comprar una vivienda, le faltaría espacio para colocarlos unos junto a otros.

Temas Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libro "Una Conversación Final"

 

Según Herrera Luque

Libros de Herrera Luque

Entendiendo la Historia

 

Página web realizada por Blogarizate
. Con la tecnología de Blogger.

Galería de imagenes

 

Blog Archive