Fundación Francisco Herrera Luque invita al Taller de escritura: “La historia de tu vida” dictado por la escritora Elisa Arraiz Lucca que se llevará cabo los días miércoles 06, 13, 20 y 27 de febrero de 2013 en la Biblioteca Herrera Luque de 05:00 a 07:00 pm. Un taller para que escribas la historia de tu vida, ese legado irrepetible y maravilloso. Aprenderás a recordar y a narrar los momentos más importantes de tu pasado: Una historia bien contada. Las inscripciones se pueden formalizar a través de: fundacionherreraluque@gmail.com o en la sede de la Biblioteca ubicada en: 3era. avenida, entre 2da. y 3era. transversal, Plaza-Biblioteca Los Palos Grandes, sótano 2.

Lee el programa del taller por aquí.

Información: nuevo número telefónico 0212-2147966, @AmosDelValle. Cupo: máximo 15 personas. Inversión Bs. 750,00

Según Herrera Luque: ¿Usted no sabe quién soy yo?


AUTOR: «Una nación sin héroes —escribió García Márquez— es como una casa sin puertas.» Estoy de  acuerdo con esta afirmación. Los héroes, y en especial en los inicios de la historia de una nación, son líneas de cristalización, alrededor de los cuales se aglutina el pueblo, a la vez que lo encarnan. Son los pueblos los que hacen a sus héroes, y no los héroes los que hacen sus pueblos. Bolívar es la encarnación ideal del buen venezolano.

NARRADOR: Hay algo en la vida de un pueblo más importante que sus héroes.

UNA voz: (Irritada) ¿Qué puede ser más importante que el héroe? ¿Qué puede ser más importante que Bolívar?

AUTOR: Las instituciones. Los héroes en un momento determinado catalizan, verbalizan, ponen en marcha un proceso social latente inevitable y a punto de aflorar, pero no lo generan por ellos mismos si no están dadas las condiciones.

Una voz: (Con redoblada indignación) ¿Insinúa usted acaso que Venezuela se hubiese independizado de España sin Bolívar?

AUTOR: Por cierto. Tal vez se hubiese retrasado un poco; pero tarde o temprano se habría producido la independencia.

UNA voz: (Fuera de sí) ¡Jamás había oído un disparate mayor ni tanta falta de respeto!

AUTOR: Un momento, mi amigo; quiero que me escuche con calma y verá cómo tengo razón. Las instituciones como el Congreso, el Concejo Municipal, el Ejército, las Academias, la Universidad, el hogar, son las verdaderas fuentes nutricias de un pueblo, que a su vez recogen la voluntad colectiva. El régimen de asamblea, salvo que esté mediatizado por los manipuleos de un caudillo, es la forma más sana —como lo demuestra la experiencia democrática—- para que una comunidad establezca las medidas más convenientes a sus logros y necesidades.

UNA Voz: (Despectivo) El régimen parlamentario en Venezuela es puro bla-bla. Míreme cómo está el país. En cambio cuando Pérez Jiménez todo marchaba derechito.

AUTOR: No le voy a negar que en lo material las dictaduras tienen sus ventajas.

UNA Voz: (Triunfal) Ahí tiene usted la autopista Caracas-La Guayra...

AUTOR: Pero, ¿qué le parece que usted dentro de este sistema político pueda despotricar contra él? ¿No le parece más importante la libertad de expresión, el respeto a la dignidad humana y la conciencia política que tienen los venezolanos de nuestros días, a todos los beneficios materiales que nos brindo la dictadura? ¿No le parece espantoso que, a usted o cualquiera, lo pongan preso por un chisme, y que un sayón lo veje y torture sin tener a quién recurrir?

Una Voz: (Vacilante) Bueno... Si usted me pinta la cosa así, o reconocer que la democracia tiene sus ventajas. Pero tampoco me va a negar que en Venezuela restan muchos resabios de dictadura. Sin ir más lejos, la semana pasada me pasó o siguiente: Iba yo en mi carro con dos de mis muchachos, uno de dieciocho y otro de veinte, cuando'de pronto sentí un taparazo por detrás. (Ruido de frenos, choque de parafangos. Voces de protesta.) Mi hijo el mayor fue el primero en bajarse a reclamar:


HIJO MAYOR: ¡Epa, mi amigo! ¿Usted, como que no sabe manejar?

Voz DE EBRIO: (Enfurecido) ¿Cómo que no sé manejar, so falta de respeto?

HIJO MAYOR: (Recriminativo) Señor, usted está borracho.

Voz DE EBRIO: (Sorprendido) ¿Borracho yo? (Fuera de sí) Ahora, va a ver...
(Disparo de pistola, forcejeo.)

UNA voz: Cuando el borracho disparó, mi hijo se le fue encima y comenzaron a forcejear. Como si fuera poco, sus dos acompañantes, unos señores muy bien vestidos, agarraron al muchacho por detrás, y uno de ellos comenzó a estrangularlo; a lo que respondió mi otro hijo lanzándole un puñetazo al agresor que le ocasionó tres puntos de sutura.
(Efecto: Llega un carro policial haciendo sonar la sirena.)

POLICÍA: (Autoritario) ¿Qué pasa aquí?

UNA Voz: (Muy dueño de sí) Que ese señor acaba de dispararle un tiro a mi hijo, corno lo pueden atestiguar todas estas personas.

Voz 1: Sí, sí...

Voz 2: Trató de matarlo...

POLICÍA: (Dirigiéndose al borracho) Enséñeme su porte de armas...

BORRACHO: (Provocador y firme) No tengo...

POLICÍA: (Severo) Queda usted arrestado...

UNA Voz: (Con desencanto) Cuando ya creía que se lo iban a llevar preso, el padre del borracho, un señor muy bien empacado y con cara de jefe le dijo al guardia:

Voz DEL PADRE: (Engatando la voz) Tenga la bondad de venir aparte un momento, señor Agente, y déjeme mostrarle mi identificación.


UNA Voz: Sargento y padre se alejaron unos pasos y susurraron un poco cuando el padre del borracho le mostró una credencial. Casi inmediatamente regresaron:

POLICÍA: (Con entonación justiciera) Muy bien, señores, aquí no ha pasado nada, y que cada quien siga su camino...

UNA Voz: (Indignado) ¿Cómo que no ha pasado nada? El señor ha disparado contra mi hijo con intenciones de matarlo, conduce en estado de embriaguez y encima no tiene permiso para portar armas. (Alzando la voz) Usted no está cumpliendo con su deber.

POLICÍA: (Enfurecido) Le está faltando al respeto a la autoridad, queda usted arrestado.
(Murmullo de voces.) 1: ¡Esto es el colmo! 2: ¡Qué injusticia! 3: Después hablan de Pérez Jiménez...

POLICÍA: (Concluyeme) Además, aquí se ha producido un hecho de sangre, fíjese el ojo del señor.

UNA Voz: (Descompuesta) Pero si fue un caso típico de defensa propia. ¿Qué es lo menos que puede hacer una persona cuando ve que a su hermano, además de haberle disparado, lo están estrangulando?

POLICÍA: (Muy digno) Agente, meta a esos dos en la patrulla y llévelos para el comando.

UNA voz: Y así terminó el cuento. El frustrado asesino se fue con su papá, mientras nosotros, como tres delincuentes, fuimos llevados al retén, donde averiguamos que el padre del borracho es un alto funcionario gubernamental. ¿No es esto un atropello? ¿Es que hay alguna diferencia con las dictaduras? Ojalá el Presidente de la República se entere de este asunto. Estoy seguro de que, de saberlo, desposeería de su cargo a este funcionario que sólo sirve para desacreditar a la democracia.

NARRADOR: Cuentos como éste abundan no sólo en este gobierno sino en todos los que se suceden desde la caída de la dictadura. Hay ciertos venezolanos que parecen disfrutar de fueros y privilegios especiales, y que les basta decir a cualquier autoridad, luego de cometer un desafuero:

Voz 2: Mire quién soy yo, aquí tiene mi identificación.

NARRADOR: ...para que cese como por encanto la acción de la justicia. Son hombres que están por encima de las leyes. Son villanos que, validos de un cargo oficial o de un parentesco con algún jerarca, pisotean las leyes y las instituciones.

UNA voz: Lo que pasó con nosotros no sucede en ningún país civilizado. Donde rige el imperio de la ley, donde existe una verdadera democracia, de nada vale tener un papaíto importante, sea cual fuese su trayectoria.

NARRADOR: Ahí tenemos el caso de Nixon, que, Presidente y todo, fue destituido por violar las leyes. En Europa hay varios casos recientes de príncipes herederos de antiguas dinastías, metidos en chirona por infracciones de tránsito. Allá no se tiene que ver con lo que una persona sea o haya sido. Si infringe la ley es tratado igual que cualquier ciudadano.

UNA voz: ¿Por qué en Venezuela no sucede lo mismo? Por eso es que yo digo que no hay mayores diferencias entre democracia y dictadura.

NARRADOR: Aunque es innegable que abusos de esta naturaleza persisten, estoy seguro de que desaparecerán con el tiempo, especialmente si los gobernantes hacen ejemplar escarmiento de esos funcionarios que con voz amenazante amedrentan a los guardianes del orden con la mágica frase:

Voz DEL PADRE: ¿Usted no sabe quién soy yo?

AUTOR: Aunque parezca absurdo, todo eso deriva del personalismo, del culto a los héroes, del caudillismo, del régimen de intocables, que arrastramos desde nuestros orígenes. ¿Recuerdan ustedes el caso del General Patton? En plena guerra mundial se le obligó a pedir públicamente perdón a un soldado a quien había maltratado. Allí se vio muy claramente cómo la ley norteamericana está por encima de rangos y privilegios.

Voz SEGUNDA: Usted podrá ser todo lo héroe que le dé la gana. La nación le está muy agradecida por sus servicios, pero usted ha infringido una ley y está raspado. La Patria no es una alcancía de donde usted saca los favores recibidos.

NARRADOR: Páez habló de los libertadores liberticidas; de los que, por haber luchado en la Independencia, se creían por encima de leyes e instituciones. Eso ha continuado hasta nuestros días y el mal prevalece hasta en los partidos democráticos. En Venezuela exaltamos demasiado a los promotores y caudillos, cual si descansara sobre ellos la buena marcha de la sociedad. Eso va en detrimento de la buena imagen de las instituciones sobre las que sí reposa la marcha de un país. No es conveniente a la salud de Venezuela continuar exaltando el culto a la personalidad, ni esperando hombres providenciales. Los últimos presidentes de los Estados Unidos no se han distinguido precisamente por sus talentos. El país, sin embargo, marcha. Otro tanto acontece en Rusia. ¿Quiénes, de los que me escuchan, saben el nombre del Presidente de Suiza? Es, no obstante, una nación ejemplar, pues en dicho país, como en todo aquel que se llame civilizado, más importante es la ley que el dirigente. Sembrar esta idea y desterrar el personalismo de la mente de los venezolanos, es una de las tareas más urgentes de nuestra democracia.

AUTOR: Así es, así es... ¿Cuándo llegará el día en que uno de estos capitostes le diga a un pobre policía:

Voz DEL PADRE: ¿Es que acaso usted no sabe quién soy yo?

POLICÍA: (Amable) ¡Cómo no, mi estimado doctor! conozco su trayectoria, sé que es hermano del ministro y padre de un coronel, pero está usted arrestado por haberle sacado la pistola al señor.

Voz DEL PADRE: (Despectivo) A un pobre diablo como ése...

POLICÍA: (Sereno) No agrave su situación, que puede demandarlo por injuria. (Amable y firme) Venga conmigo, mi doctor. Y usted, señor, quédese tranquilo que nada le va a suceder. El agresor ha sido detenido.

Voz HUMILDE: Muchas gracias, señor agente, muchas gracias.

AUTOR: Ese día Venezuela será un país distinto.

Fuente: La Historia Fabulada (Segunda Serie). Págs. 22-27. 2da. Edición. Edit. Pomaire. 1982.

Círculo de Lectura: "Las Puertas Ocultas" (05/02/2013)


Fundación Francisco Herrera Luque invita al Círculo de Lectura titulado “Las Puertas Ocultas” del novelista, cuentista, poeta y ensayista José Napoleón Oropeza. La oba de Oropeza “Las Puertas Ocultas” fue ganadora del Premio de la Crítica como la Mejor Novela Venezolana de 2011. Esta interesante novela dedicada al gran novelista cubano Reynaldo Arenas, es una indagación de la persecución de los intelectuales por la dictadura cubana. El Círculo de Lectura coordinado por Roberto Lovera De Sola, se realizará en la Biblioteca Herrera Luque ubicada en la 3era. avenida, Biblioteca Los Palos Grandes, sótano 2 el día martes 05 de febrero a las 05:00 pm. Aporte Bs. 50,00.

Información: 0212-2147966 – fundacionherreraluque@gmail.com – www.fundacioncaherreraluque.org

Programa "Leer para aprender"


El programa es promovido por la Fundación Francisco Herrera Luque, y lo respalda la participación de los mejores especialistas y equipos con que cuenta Óptica Caroní, además del importante respaldo de la Dirección de Educación de la Alcaldía de Chacao, las directoras y los docentes de los tres planteles seleccionados para la primera etapa del programa.

La detección temprana de problemas visuales es clave para asegurar una mejor escolaridad. En muchos países, es obligatorio que los niños sean examinados antes de entrar a las escuelas, para identificar posibles problemas visuales que pudieran afectar su desempeño académico.

María Eugenia Maccio, Directora Ejecutiva de la Fundación Herrera Luque, informó que uno de los principales objetivos de la Fundación es estimular y promover la lectura, ejercicio importante para la formación, comunicación y recreación, es por ello que la Fundación ha diseñado un esquema para proponer correctivos y sensibilizar al colectivo acerca de la existencia de este problema que es de interés público.

Está científicamente comprobado que el rendimiento escolar puede estar asociado a ver bien, para leer sin dificultades. La corrección desde temprana edad contribuye a corregir las limitaciones. Se ha demostrado que saber leer y disfrutar la lectura son los principales factores en el éxito escolar de un niño.

Este año el proyecto de detección temprana a cargo de los mejores especialistas y equipos provistos por Óptica Caroní, como parte de sus programas de responsabilidad social, arranca con los exámenes que se harán en las propias escuelas del Municipio Chacao: Juan de Dios Guanche, Carlos Soublette y Andrés Bello.










Otro simpático evento celebrado el año pasado cuando se daba inicio a las festividades navideñas, fue el protagonizado por la junta directiva de la Fundación Francisco Herrera Luque, cuya fundadora es la estimada dama María Margarita Terán Austria.

Nos referimos a la presentación del libro Quien es quién en la cocina 2, editado por dicha Fundación, sin fines de lucro, para brindarle todos los recursos necesarios.

La cita a tempranas horas de la tarde fue en Iskia de Las Mercedes cedida gentilmente, con asistencia de Leopoldo López Gíl, presidente de la Academia Venezolana de Gastronomía y el escritor Karl Krispin, quien pronunció las palabras de apertura.

En este recetario hay platos de artistas plásticos, escritores, cineastas, gastrónomos y diplomáticos. La recopilación de recetas ofrece una variedad donde hay preparaciones con un sello particular, así como mezclas de ingredientes de uso poco común. La idea es que los usuarios de esta compilación accedan a un acervo de sabores que es resultado de exploraciones culinarias efectuadas a lo lago de muchos años.

Fuente: El Universal

Reflexiones gerenciales a partir de las hallacas
Marcel Antonorsi Blanco

Juan Carlos Jiménez
Hallaca, "hayaca". Comida tradicional que consiste en un pastel elaborado con masa de maíz, relleno con guiso, envuelto en hojas de plátano, y cocido en agua.
Rocío Núñez y Francisco Javier Pérez.
Diccionario del habla actual de Venezuela. UCAB.
Caracas, 1994.
Reflexionar sobre las hallacas es una buena oportunidad para entender muchas cosas acerca de la planificación, la organización, el trabajo en equipo, la calidad, el logro, la gerencia... y, en definitiva, del éxito que representa la satisfacción de los comensales, incluidos nosotros mismos.

¡Buen apetito!

Las hallacas de mi mamá son más sabrosas

Claro. Por supuesto. Evidente. Las hallacas de la mamá de cada quién le saben mejor porque les tenemos cariño, porque estamos acostumbrados a su sabor y porque hemos participado en su elaboración.

Tenemos una natural resistencia a probar las hallacas de otro origen y a apreciarlas objetivamente. Resistencia al cambio, porque el sabor de las hallacas no es algo neutro.

Las hallacas propias saben mejor que las del vecino. Siempre. Dogmáticamente.

Pero... atrévase a probar otras hallacas y a disfrutar de la variedad de estilos y sabores. Eso le puede ayudar a enfrentar desafíos y cambios. Seguramente lo va a disfrutar, y no por eso va a querer menos a su mamá.

Hacer hallacas es muy complicado

De verdad que hacer hallacas es una empresa complicada. No es solamente cuestión de la receta, porque esta se puede conseguir.
El problema es toda la planificación, la organización y el líderazgo que se necesita para sacar adelante tal empresa. No todos están dispuestos a hacerlo.
Muchos sueñan con hacer hallacas, pero no se atreven. Atrévase. Para hacer hallacas hay que atreverse.
Ante lo complicado de la tarea hay quienes se rinden antes de empezar... Hay quienes se atreven (o tiene el ejemplo de la tradición familiar) y logran tan sabrosa realización. Coronan su empresa con éxito, para deleite de los comensales y satisfacción propia.
Bravo por quienes hacen hallacas, aunque sea complicado. 

Vamos a hacer hallacas el próximo viernes...El objetivo está claro. Tenemos la receta. Sabemos cuáles son los ingredientes. Resolvemos el financiamiento de la compra. Compramos. Planificamos las etapas.
Las hallacas se planifican, no se improvisan. Para hacer las hallacas hay que hacer un plan. No es posible hacer hallacas de repente, de un momento para otro.
Es preciso hacer todo un plan para proveerse de los ingredientes (especialmente de las hojas) y para preparar el guiso y la masa antes de hacer las hallacas propiamente dichas.
Para hacer hallacas es necesario planificar y organizarse. Hacer hallacas es toda una empresa. 

Todos ayudamos a hacer las hallacasNadie hace hallacas solo. Además de ser muy difícil, es muy aburrido. Las hallacas se hacen en equipo.
Nos lanzamos a la empresa. Reclutar el equipo de colaboradores. Diseñar la cadena de montaje: aplanar la masa, ponerles el guiso, envolverlas, amarrarlas. Después hay que cocinarlas. Esperar que estén listas. Listas. Las hallacas están listas.
Las hallacas se hacen en equipo. Las hallacas se logran gracias al equipo. Equipo del que también forman parte los que no hacen hallacas pero nos brindan las bebidas y ponen la música, para que el trabajo sea más agradable. Todos colaboran.
Colaboración y organización. Porque para hacer hallacas hay que organizarse... Y no es una organización cualquiera.

Hacer hallacas es como una fiestaHacer hallacas es un operativo, una cayapa y un convite.
Un operativo es una forma de organización provisoria según la cual un grupo de personas hacen un esfuerzo considerable, durante poco tiempo, para lograr objetivos muy específicos y excepcionales.
Una cayapa es el trabajo en colaboración para ayudar a una persona a hacer algo que no puede hacer sola, o para lograr un objetivo colectivo que requiere un esfuerzo también colectivo.
Un convite es un trabajo en colaboración para el cual la única compensación, aparte de la satisfacción, es la comida... y la bebida.
Hacer hallacas es un trabajo que parece más una fiesta que un trabajo.

Yo prefiero las hallacas con...Aunque las hallacas son todas parecidas, y por fuera es difícil diferenciarlas, son innumerables las variaciones del sabor que tienen por dentro.
Más amarillas, más rellenas, con o sin alcaparras, con más o menos tocino, con papa, sin huevo... La combinatoria es infinita.
A partir de un esquema básico las hallacas permiten variaciones considerables y un amplio margen para la creatividad.
Como siempre, es posible hacer hallacas con alguna ventaja diferencial de calidad, precio o sabor. 

Los mejores ingredientesSi utilizamos los mejores ingredientes las hallacas nos van a resultar mejores. Cada componente debe ser el mejor. La mejor carne, la mejor masa, las mejores aceitunas, las mejores alcaparras. Lo mejor de todo para que las hallacas sean estupendas.
Cada ingrediente contribuye al sabor de las hallacas. Y no olvidemos la cabuya y las hojas, que tienen importancia. Y no olvidemos las proporciones de masa y guiso. Ni se nos olvide la superficie de las hojas ni el largo de la cuerda para amarrarla.
En todo debe haber calidad y perfección. Si uno de los ingredientes falla, si uno de los pasos no se da bien la hallaca no resulta. La calidad debe ser total, en la receta, en los ingredientes, en el proceso y hasta en las personas que participan.
Y sin desperdicio. Con el guiso y la masa que sobran, cuando ya no hay los otros ingredientes, hacemos bollos, esos parientes de las hallacas, que también son estupendos.

¡Este año las hallacas me salieron más caras!Por supuesto que todo está carísimo. La inflación afecta a las hallacas como a todos los demás productos. Las hallacas son una clase elemental, pero muy elocuente de economía.
Hasta los menos ilustrados en conceptos de economía y gerencia tienen en las hallacas una ocasión de aprendizaje práctico de medición de costos de los insumos, eficiencia de procesos y costo del producto final.
Esto es tan cierto que el precio de las hallacas sirve hasta de índice de la inflación misma y objeto de encarnizadas polémicas públicas.
"Las hallacas de este año salen en tanto. Las hallacas con ingredientes comprados en los mercados populares salen más baratas. Las hallacas con ingredientes importados llegan a costar una fortuna..."
Las hallacas pudieran ser el propio índice de inflación, mucho más comprensible y veraz que los cálculos de unos técnicos que deberían ir al mercado para que aprendan de precios...

Las tradicionales hallacas
En las hallacas se combinan exitosamente ingredientes que nos vienen de otros países con los que tienen su origen entre nosotros. Hojas de plátano tropicales, masa de maíz suramericano, alcaparras españolas... Algunos ingredientes son de producción nacional y otros son importados. Cada quien aporta lo mejor.
Las hallacas son inconcebibles en un mundo aislado. Las hallacas son una manifestación tradicional de la globalidad. Las hallacas son imposibles sin la confluencia de ingredientes de variados orígenes.
Las hallacas son el resultado de una creatividad local a partir de recursos que nos vienen de cerca y también de lejanos parajes.
Las hallacas combinan la tradición con la globalidad. 

¡Que hallacas tan buenas!
Comer hallacas es delicioso.
A todos nos gustan las hallacas, no solamente en sí mismas, sino por lo que significan. Son la comida característica de una época. Nos recuerdan nuestros orígenes y nos reafirman una identidad nacional conectada al mundo.
Las hallacas saben sabroso. Tienen el sabor de las cosas bien hechas. Tienen el sabor del equipo y dei logro.
Por supuesto, las mejores hallacas son las de mi mamá, que yo ayudé a hacer. Son las más sabrosas. Y... ¿todo lo sabroso engorda? 

¡Buen apetito!

Estas son las Palabras de Alvaro y María Clara Caballero en la presentación del libro Quien es Quien en la Cocina 2:
Caracas, 4 de diciembre de 2012
Sra.
María Margarita Terán de Herrera
Directora Ejecutiva de la Fundación Francisco Herrera Luque
Presente:
De nuestra más alta estima y consideración:
Querida Negrita: Gracias de veras. Cuando nos informaste que esta nueva versión del libro "Quien es quien en la cocina" lo dedicabas a Carolina "in memoriam" es decir, para perpetuar el afecto por un ser querido, nos asaltaron tantos recuerdos de aquellas tertulias que se tradujeron en proyectos y realizaciones. . . que a través de todos estos años hemos acompañado a la Fundación en su quehacer, que no ha sido fácil. De ellas surgió la idea de un libro de cocina, que tomado a la ligera pareciera que no tiene nada que ver con los objetivos intelectuales y culturales de la Fundación. El tiempo y tres exitosas versiones prueban lo contrario. Carolina tomó la batuta, siempre le gustó este tipo de provocaciones, propuso el nombre "Quien es quien en la cocina" dando la idea que no necesariamente tienen que ser cocineras y cocineros connotados para lograr una buena receta. Como anécdota podemos recordar aquella que cuenta que la Tatcher, la dama de hierro, cocinaba unos ríñones al jerez de cartel. Y asi fue, un equipo de notables colaboradores recopilaron recetas, se ensambló el libro y vio la luz, su primera versión, en octubre del 2000, andando el tiempo, se presenta esta versión, en la cual Carolina no pudo participar pero que estamos seguros que quedarla más que satisfecha.
Lamentablemente no podemos acompañarlos en esta oportunidad por encontrarnos fuera del país. Pero estamos convencidos que si alguien puede decir palabras en recuerdo de Carolina es María Margarita por la real y sincera amistad que se profesaron.
Haciendo extensivas las gracias a los colaboradores de la Fundación por haber hecho posible esta encomiable y notable publicación, quedamos de ustedes eternamente agradecidos por este homenaje a nuestra querida e inolvidable deuda.
Alvaro y María Clara Caballero

Recetas, platillos y cultura

Palabras leídas por Karl Krispin en el bautizo del libro "Quien es quien en la cocina 2".
En un momento de “Vera o los nihilistas”, Oscar Wilde hace exclamar a uno de sus protagonistas: “El futuro de la cultura está en la cocina. La única inmortalidad a la que aspiro es la de inventar una nueva salsa”. Sociedades enteras se han disputado como en el origen de las especies, el origen de los platillos. Los franceses pontifican que la mayonesa es hechura del duque de Richelieu mientras los españoles porfían que ha nacido en la isla de Mahón. Ni se diga del atajaperros secularentre peruanos y chilenos sobre el pizco. Respecto a aquella noción del personaje de Wilde, con la ironía lo que caracterizaba, sonaría muy humorística en la época victoriana pero hoy en día teniendo en cuenta la efervescencia social que vienen ocupando los temas gastronómicos, más que una aspiración parece ser convertirse en un predicamento. Hace algunos años una editorial me llamó para saber si yo estaba dispuesto a presentar un libro de cocina. Aquel texto no era más que un escueto recetario y a falta de justificación y de historia adicional para la ruta hacia esos platillos, me negué a hacerlo. Porque una de las cosas que tenemos que promover alrededor del hecho culinario es la precedencia histórica y la vinculación característica con la sociedad que lo establece.

La importancia del hecho gastronómico como un producto cultural es una de las epifanías, sí una epifanía en el sentido de lo revelado, más contundentes que tenemos cuando atestiguamos la confección para nuestros estómagos. Como sostenía el poeta argentino Oliverio Girondo, “nuestros estómagos son eclécticos”, producto de muchos aluviones que sinceran una personalidad y un modo de ser. Conocer de qué manera estamos ligados por la vía de nuestra ingesta a una comunidad es un mecanismo directo para resolver nuestra identidad. Muchos pensarán que el tema resulta infructuoso en la sociedad globalizada donde tendemos planetariamente a desarrollar un esquema más o menos similar. Quienes asumen esta postura celebran la macdonalización del orbe o el imperio franquiciado del sushi, que su buena historia posee como relata JunichiroTanizaki en “El elogio de la sombra”. Parte de los escollos con que nos hemos topado a lo largo de la historia ha sido justamente no vernos en el espejo cultural, que es el reflejo inequívoco de lo que somos. Y la culinaria pasa idénticamente por este proceso.

Pongamos un ejemplo fácil y a la mano: la expresión castellana, “A todo cochino le llega su sábado”, de dónde viene y a qué obedece. Como sabemos, el cochino es una de las carnes más apetecidas de la cocina cristiana de occidente. El hecho de comerlo y sacrificarlo el día sábado, se realizaba para afirmar la cristiandad frente al judío y al moro, que no lo ingieren y que además en el caso de los hebreos se trataba de su día sagrado, el shabath. El pan de jamón que adquirimos con premura en los días de Navidad para sacramentar nuestra mesa decembrina no es un producto raigalmente venezolano: es un invento de panaderías popularizado por la panadería portuguesa, con lo cual se convierte en un magnífico aditamento del hecho mismo de la inmigración europea a nuestro país que constituye junto a la explotación petrolera las únicas y verdaderas dos revoluciones que se dieron en el siglo XX venezolano. Otro ejemplo de nuestra cultura del comer, ahora un tanto perdido entre las brumas de nuestra agitada sociedad, es que la invitación tradicional que se realizaba normalmente en la ciudad de Caracas era al almuerzo antes que a la comida, ahora ecuménicamente llamada cena. ¿Por qué? Me temo que su razón de ser se debía a que era mucho más fácil realizarlo teniendo la luz del día en una ciudad que carecía de luz eléctrica. Lo que se preparaba para el almuerzo conllevaba a que las sobras se pudiesen reciclar para la noche o el día siguiente como era el caso de las caraotas negras refritas.

Luego del llamado viernes negro comenzamos a mirarnos hacia adentro en nuestro país y dada la carestía de productos extranjeros porque escaseaban las divisas para ellos, la gastronomía local fue reivindicada y se desató el interés por nuestras hechuras nacionales. Ello coincidirá posteriormente con el lanzamiento de “Mi cocina a la manera de Caracas” de don Armando Scannone que establece una suerte de AnnoDomini en nuestro calendario estomacal nacional al igual que la fundación del CEGA por José Rafael Lovera. Hace medio siglo si un joven bachiller le hubiese comunicado a sus padres que seguiría los estudios gastronómicos habría sido mirado como candidato para el diván de un psiquiatra. Hoy, toda familia se ufana de contar entre sus filas con un cocinero o candidato a chef. Chef por cierto es el que dirige la cocina de un comedero. En consecuencia no todos son chefs. Los grandes chefs adicionalmente son exégetas de una propuesta cultural que disponen sobre nuestros platos. Una receta y el platillo a que nos conduce no es más que la historia de un pueblo servida sobre sus manteles.

Las recetas y los recetarios constituyen la impronta personal de quien ultima las instrucciones para algún preparado. Los ingleses que dicen haberse adelantado a casi todo, a pesar de que como señala Mary Fischer, “los romanos dejaron muchos vías en Britannia pero pocas recetas”, argumentan haber compuesto el primer recetario como publicado la primera enciclopedia. Este compendio de recetas es del rey Ricardo II, un monarca débil del siglo XIV a quien Shakespeare retrata en unas de sus tragedias históricas. Los catalanesafirman haber realizado el primer recetario de la península, El Llibre de SentSoví,coincidencialmente el mismo siglo. Los puristas sostienen que las recetas deben ser respetadas en su ortodoxia. Si así fuese, se continuarían sirviendo cisnes y serpientes en el celebérrimo La Tour D´Argent en París de Francia, quizás el primer comedero de fama establecido en la ciudad luz. Las recetas evolucionan como casi todo. Muchas de ellas queremos que no cambien como las hallacas, por decir algo. No obstante, hasta existen las hallacas vegetarianas yquienes se aventuran en estas rutas heterodoxas. El inmovilismo de cualquier forma,por encima de cualquier nostalgia, es una actitud muy poco recomendable, de modo que seguimos cabalgando y con los perros que nos ladran.

El tema de las recetas en nuestro país fue visto con mucho celo. Había siempre unas tías solteronas que se llevaban el secreto de su ponche o de la olleta de gallo a la tumba y cuando lo medio decían era de modo oral guardándose un arma secreta que no aclaraban. La sociedad moderna ha derrumbado esos mitos con la revolución de la información y no hay receta alguna en este trajinado mundo que no se ofrezca en alguno de los recodos del ciberespacio. El asunto tiene ante todo que ver con la destreza del oficiante y el poder de su magia: de allí que haya mejores mesas que otras a despecho de una idéntica receta. Lo que celebramos hoy es un libro que recoge una multitud de recetas concedidas por gente disímil y variopinta. Estos códigos ya nada clandestinosa los que estamos teniendo acceso vienen también acompañados por su historia y razón de ser, que es uno de los aspectos obligantes a la hora de ver panorámicamente nuestra cocina, para entendernos histórica y culturalmente. Cada una de estas recetas implica comprender el reflejo de lo que en realidad somos.

Dime qué comes y te diré cómo eres.

Temas Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libro "Una Conversación Final"

 

Según Herrera Luque

Libros de Herrera Luque

Entendiendo la Historia

 

Página web realizada por Blogarizate
. Con la tecnología de Blogger.

Galería de imagenes

 

Blog Archive