Lectura dramatizada: "Pioneras" (Sábado 28/07/2012)


  [Texto leído por Roberto Lovera durante el evento]

PIONERAS de Alicia Álamo Bartolomé.
ABRIERON UN CAMINO PARA QUE LAS MUJERES SE HICIERAN PRESENTES EN LA VIDA VENEZOLANA.

Se trata de una obra escrita alrededor de un hecho histórico singular de nuestra contemporaneidad: la emergencia plena de la mujer en nuestro país cuyo primer fruto fue la redacción del Mensaje de mujeres venezolanas al general Eleazar López Contreras presidente de la República, aquel 30 de diciembre de 1935, en que fue puesto en sus manos. Este pronunciamiento tiene el valor de ser el primer documento femenino de la historia de Venezuela, aunque ellas no usaban la palabra feminista, fueron las que por vez primera pidieron por ellas y por los niños. Con el Mensaje tomaron la voz por vez primera las mujeres entre nosotros. Y para siempre.
Alicia Alamo Bartolomé escogió para su recreación a seis de las personas de cuyas manos e ideas nació el Mensaje. Florencia, es el único personaje de ficción, pero al escuchar la pieza, calza en las conversaciones que le dieron nacimiento.

¿CUÁL FUE LA RAIZ DEL MENSAJE?
Siempre nos hemos preguntado de dónde surgió aquello, cómo aquel grupo de mujeres estaban tan bien preparadas para pasar a la acción pública. Su raíz está en lo sucedido en los siete años anteriores, de forma callada, casi clandestina, pues pervivía la censura.
¿Por qué decimos que ello partió del año 1928?. La razón es muy sencilla: en la Semana del Estudiante, iniciada el 6 de Febrero, apareció en nuestra escena la Generación Política de 1928, pero ellos, todos jóvenes estudiantes, fueron impulsados en su acción contra la dictadura por sus novias, hermanas y amigas. Así lo habían hecho nuestras féminas cuando empujaron a nuestros jóvenes a pelear por nuestra Independencia.
Luego de los hechos de 1928, la aparición en la revista Elite de la columna: “Al encuentro de la mujer venezolana” que escribió Trina Larralde; después, la presencia de Lola Amengual de Gondelles, también firmante del Mensaje, quien estableció el primer bachillerato para mujeres en el Colegio Católico Alemán y el Curso de Cultura Femenina. Y, desde luego, en aquellos mismos siete años, la formación clandestina de asociaciones femeninas, como la Agrupación Cultural Femenina, la Sociedad Protectora de la Infancia o la Unión Feminista de Lara. La presencia de estas agrupaciones la hallamos en las adhesiones que recibió el Mensaje. Es en todas esas calladas acciones en donde se puede hallar la génesis de lo que será el Mensaje y la inmediatamente activa presencia de las mujeres en la vida venezolana, a partir del 30 de diciembre de 1935.

EL MENSAJE
Aquel 17 de Diciembre de 1935, cuando falleció el tirano las mujeres no eran nada, no tenían derecho ni siquiera para administrar sus propios peculios y las pocas que trabajaban cobraban la mitad del sueldo que un hombre recibiera por el mismo trabajo. En el Mensaje que surgió trece días más tarde, las iniciativas que fueron su consecuencia, los logros jurídicos y políticos de la década siguiente constituyeron una revolución pacífica, un cambio creador, fue un cambio sin violencia, sin muertos, sin demagogia, cierto y con porvenir.

LAS PROTAGONISTAS
De todas las mujeres que se reunieron en casa de Ada Pérez Guevara, las que fraguaron el Mensaje, Alicia Álamo Bartolomé ha escogido seis de sus activistas para la recreación histórica de aquel suceso que aparece en su pieza.
Las seis activistas fueron Ada Pérez Guevara, líder, en cuyo hogar, de Veroes a Jesuitas, número 20, se reunió aquel grupo que se revive en la pieza. Todo lo sucedido en aquellos años, la iniciativa del Mensaje y su consecuencia, la fundación de la Asociación Venezolana de Mujeres (febrero 11,1936), que todavía existe en plena acción, en su sede de la avenida Victoria, dependió de ella.
Aparece nuestra alta poeta Luisa del Valle Silva; Leticia de Nouel, persona de suelta y gracioso verbo; Irma De Sola Ricardo, intelectual y activista mujeril y literaria, creadora de la Biblioteca Femenina Venezolana; Josefina Bello de Jiménez, más tarde conocida por sus textos de literatura infantil y Panchita Soublette Saluzzo, la primera abogada graduada en Venezuela, encarnó a la figura del verdadero Juez que impartía justicia sin que le temblara la mano.

LOS LOGROS
Del Mensaje surgió todo el movimiento que llevó a lograr los derechos civiles para la mujer venezolana, sendero único posible para el logro del voto femenino, obtenido, con reticencias, solo para participar en las elecciones municipales, y plenamente en 1946 y, desde luego, los derechos políticos de la mujer venezolana obtenidos en la Constitución de 1947. Y la publicación del Correo cívico femenino. El logro de los derechos civiles y políticos fue producto del empuje del vasto movimiento femenino, iniciando el 30 de Diciembre de 1935.

LA PIEZA
En Pioneras, hemos visto como todo lo señalado está presente en ella, convirtiéndose este texto dramático en un memorial histórico de aquel inolvidable momento. Fue el Mensaje una parte sustancial de los sucesos de aquella segunda quincena de diciembre de 1935 cuando tras el deceso de Gómez la nación volvió al ejercicio de la democracia, gracias a la conciencia del general Eleazar López Contreras que un régimen autocrático no podía continuar viviendo el mundo en pleno siglo XX, cuya espalda le había dado el dictador pese a vivir todas las naciones del mundo occidental la creadora primera postguerra, posterior a la Gran Guerra (1914-1918).






EL PRIMER MANIFIESTO DEMOCRATICO
Fue así como en el momento de saberse en Caracas la noticia de la muerte del autócrata, después que se destaparon en las casas de los opositores las botellas de champaña, el sonido de su descorche fue siempre recordado, eran aquellas botellas largamente guardadas para celebrar aquella hora.

Pasada la euforia, ya en la madrugada del 18 de Diciembre, Andrés Eloy Blanco, gran poeta pero altísima figura cívica, redactó el primer manifiesto democrático en que se pedía el regreso a un régimen de libertades, la libertad de los presos políticos y el retorno de los exilados. Encabezó aquel manifiesto con su firma y a pie, antes del amanecer, fue tocando las puertas de las casas de quienes pusieron su firma en él. Este documento fue entregado en Maracay el 19 al propio presidente López. A llevar el manifiesto fueron a Maracay numerosos venezolanos, fue aquella una larga cola de automóviles, como nos lo ha contado, y puede testimoniarlo aún, el doctor Ramón J. Velásquez, joven estudiante de 19 años, que estuvo presente cuando Andrés Eloy entregó al general López el documento y le dijo: “General, aquí está Venezuela”. Las iniciativas siguieron pues el día de navidad se fundó la Asociación de Escritores Venezolanos. La prensa de aquellos días abunda en noticias de esta índole
Entre las iniciativas positivas de aquellas semanas se encuentran la serie de reuniones casa de Ada Pérez Guevara de donde surgió el Mensaje.
El Mensaje significó una toma de posición. Ellas inferiores legalmente ya no se sintieron tales. Lo que les concernía, palabra que utiliza Alicia Álamo Bartolomé en su pieza, era todo lo relativo a las mujeres, todo lo que tuviera que ver con la maternidad y con los niños, buscaron la protección social de la mujer, que era necesaria, las madres solteras eran preocupación de ellas, fue por ello que pidieron, contra viento y marea, la institucionalización del Certificado Médico Pre-Matrimonial, por ello llegaron a llamarlas prostitutas.

EL MENSAJE
El presidente López conocía la gran norma política creada por una mujer venezolana en 1812, Juana Antonia Díaz Padrón, la madre de los próceres Montilla: “quien manda debe escuchar si no para que quiere gobierno”. Eso hizo López, escuchó, se comprometió a las reformas y a los pocos días lanzó su Programa de Febrero, el plan de la modernidad de Venezuela. Consecuencia fue la adhesión a aquellos proyectos por parte del grupo de mujeres que redactó el Mensaje, tal la carta que enviaron al presidente López la cual consideramos complementaria del Mensaje, está firmado por las mismas mujeres signatarias del Mensaje. Hallamos el nombre de Maruja Llanos, seudónimo de Trina Larralde, quien había firmado el Mensaje como Trina de Massiani. Su texto es el siguiente:

“Caracas, 21 de febrero de 1936.
Señor General Eleazar López Contreras, Presidente Constitucional de la República
Palacio de Miraflores.

Tenemos la honra de dirigirnos a Ud. para manifestarle que esta Asociación, cuya finalidad es el mejoramiento y protección da la Mujer y el niño venezolanos, raigambre de Patria, se congratula íntimamente al centrar en su programa formulado y al pueblo, la futura realización de muchos de nuestros más caros ideales.
La "Asociación Venezolana de Mujeres", cuya norma inicial de acción está expresada en el "Mensaje" que a fecha 30 de diciembre de 1935 dirigimos a Ud.,encuentra en la palabra suya la mejor garantía para hacer factibles, dentro de los límites de La verdadera democracia, nuestros anhelos de progreso patrio, en el Niño, ciudadano de mañana. Con todo respeto y consideración nos suscribimos:

Por la "Asociación Venezolana de Mujeres"
La Junta Central: Ada Pérez Guevara de Boccalandro; Luisa del Valle Silva; Sarita Corao; María F. Vegas de Rolando; Maruja Llanos; Josefina Bello de Jiménez; Narcisa Bruzual de Hernández; Luisa Amelia de Razetti; lrma De Sola Ricardo; Berta de Olavarría Matos; Fifa de Mondolfi; Clementina de Machado; Lola de Gondelles; Conchita de Vegas; Ana Mercedes de Morales Lara; Olga Larralde; Lola de Fuenmayor Rivera; María Luisa dé Planchart; Panchita Soublette

Las suscritas, ligadas íntimamente a la evolución patria por un profundo sentido de maternidad actual o futura y procurando interpretar lo que el país espera de nosotras en este hermoso despertar del sentimiento cívico nacional, nos permitimos dirigirnos a usted para después de presentarle con el debido acatamiento nuestro saludo de año nuevo, exponerle en conjunto algunos de los más importantes problemas que directa o indirectamente nos conciernen. Quizás unos de ellos han sido ya expuestos a usted por otras agrupaciones femeninas orientadas hacia los mismos ideales. Todas estas voces son eco de un mismo deseo latente en todo corazón de mujer y que hasta hoy no había podido manifestarse entre nosotros.
Pensamos que la esperanza de todo el país está en el niño, y que mientras más sano física y moralmente sea este, lo será también el ciudadano de mañana. Por consiguiente, si deseamos adelanto positivo para Venezuela, debemos procurar que éstos nazcan y se desarrollen en las mejores condiciones posibles. Es a nosotras a quienes corresponde por ley natural velar por ellos en esa edad pueril de la cual depende su salud futura. Interesándonos por la infancia cooperaremos eficazmente en la labor patria. Pero en nuestro humilde sentir, para lograr la perfección de esa labor, se requieren, en armonía y acción permanentes, dos factores:
Preparación adecuada de la mujer y principalmente de la madre. Y principalmente de la madre.
Y cooperación efectiva del Gobierno Nacional.
Entre nosotros, este problema de maternidad e infancia ha quedado hasta hoy casi excluido de la atención pública y de la del gobierno; no así en otros países, donde el primordial interés que se le concede ha contribuido poderosamente al adelanto de los mismos. Por eso nosotras, hermanas de las mujeres de América que tan fecunda desarrollan hoy el mismo sentido, levantamos hacia usted nuestra voz, para indicar con fe en el magistrado, algunas de las necesidades apremiantes, aunque comprendemos la magnitud de la labor que en estos momentos lo embarga. Dichas necesidades son esbozo de la obra por hacer y a la cual estamos dispuestas a prestar nuestra desinteresada cooperación con la mejor buena voluntad. Para más claridad, y conocedoras de que en estos momentos se organiza la Beneficiencia del Distrito Federal, hemos considerado el problema clasificándolo así: niños, mujer y protección social.

NIÑOS
Para estos desearíamos:
En esta ciudad, procurar que siquiera algunas ventas de leche garanticen la pureza de estas; aire y sol en parques exclusivos infantiles y agua pura desde el acueducto. Casa-cunas suficientes en las parroquias de Caracas y capitales de Estado que las requieran. Escuelas de primeros grados con semi-internados gratis o muy módico para hijos de obreras y empleadas. Asilos de huérfanos con capacidad suficiente e Inclusa anexa. Consultas externas con medicamentos y gota de leche para los niños más necesitados. Funcionamiento del Hospital Niños que existe al lado del Hospital Vargas.

MUJERES
Estas requerirían:
Escuelas de Puericultura teórica y práctica, para madres, novias, ayas o niñeras, anexas a las Casas-cunas. Casas de protección para muchachas desvalidas, con personal laico. Establecimientos adecuados para internar mujeres pobres en los dos últimos meses de gravidez. Consulta médica gratis, controlada por petición de las madres de familia, para que cuando lo necesitaren, envíen su servicio doméstico, principalmente a las ayas, en solicitud de certificado de salud escrupuloso o de receta. Curso de servicio doméstico que podría anexarse a la Escuela de Artes y Oficios.

PROTECCION SOCIAL A LA MUJER Y AL NIÑO
Esta pide:
Obligar legalmente a los propietarios, directores de fábricas, talleres, etc., que tengan obreras a su servicio, a concederles mes y medio de vacaciones y a lo menos quince días de jornal, cuando estando éstas en servicio activo se encuentren en trance de alumbramiento. Hacer cumplir el reglamento de Sanidad en la construcción de casas de vecindad. Curso obligatorio de higiene infantil o Puericultura elemental para cuarto grado escolar. Escuelas para el cuerpo de Policía Nacional, donde se les eduque, instruya y dé conocimiento suficiente de la ley en lo que les conciernen, y se les exija moralidad probada y protección al niño, remunerándolos mejor. Certificado médico prenupcial obligatorio e intensa propaganda antivenérea; divulgación científica de educación sexual entre padres de familia y censura que garantice los espectáculos públicos propios para niños. Evitar la mendicidad infantil.

Caracas, 30 de diciembre de 1935.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus comentarios, preguntas y críticas.

Temas Relacionados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Libro "Una Conversación Final"

 

Según Herrera Luque

Libros de Herrera Luque

Entendiendo la Historia

 

Página web realizada por Blogarizate
. Con la tecnología de Blogger.

Galería de imagenes

 

Blog Archive